diumenge, 14 d’abril de 2013

Crónica de la presentación de la conferencia de Petra Colmena



LOS CUATRO ELEMENTOS



Petra Colmena nos introduce en su mundo para explicarnos la composición del universo según  la tradición occidental. Universo compuesto por los elementos: fuego, tierra, aire y agua, y donde la energía se manifiesta  en cuatro principios básicos de la vida que se pueden aplicar a través de los principios de similitud y analogía.
Seguidamente nos lo demuestra de una manera  sencilla y didáctica: Una estrella compuesta de estos cuatro elementos en forma de cintas de colores se dibuja en la sala:
 Así: la cinta roja asociada al fuego, la verde a la tierra, la amarilla al aire y la  azul al agua.
Las personas que asistían al acto contribuyen a la representación: se colocan según su elemento y signo.
“De esta forma se observa que los allí presentes eran de signos y elementos distintos. Armonía que comporta un elemento con otro”, también desarmonía. Para mayor comprensión de este Universo, Petra Colmena nos enumera unos ejemplos:“el agua riega la tierra: “elemento tierra” y apaga el fuego “elemento fuego”, el aire aviva el fuego… el fuego no le va al elemento tierra porque la seca y agrieta… y así se pudo aplicar esa dicotomía de  los elementos relacionada con  la naturaleza. En la antigüedad esto se aplicaba en estudiar las enfermedades según la armonía o desarmonía de los elementos en la carta astral de una persona.”
Y de esta dualidad surge la gran “Estrella armónica” de doce puntos que aparecerá en la sala. Una agradable “soirée” la que nos invito a asistir Petra Colmena con su conferencia: Los cuatro elementos

 



Presentación de la conferencia de Petra Colmena:

LA COMPRENSIÓN DEL COSMOS

Prat de Llobregat, 10 de octubre de 2012


La charla  de Petra Colmena sobre La Comprensión del Cosmos  inaugura el nuevo curso de actos de la Associació d'escriptors del Prat "tintablava".
Petra Colmena, de una forma  lúdica y didáctica hablará de la Comprensión del Cosmos. En sus escritos cita   a   Balzac que nos avisa  de la inmensidad de la ciencia astrológica,  al Arcipreste de Hita y a su obra; El libro del buen amor que le dio paso para escribir sobre poesía y astrología, también  a Voltaire.   Y ¡cómo no! Stendhal no podía faltar en esta lista con sus “astros errantes”: “Me gusta el aspecto de los Apeninos alumbrados por el astro de las noches”  decía Stendhal,  En la terraza, junto al  abuelo, miraban el cielo, y hablaban de constelaciones. Lo remarca en: Vida de Henry Brulard, su regia autobiografía, en La Cartuja de Parma con Fabrice  influenciado por el Abate Blanés que tanto gustaba de las predicciones de los astros,  o en el Rojo y Negro, donde  estos dos colores  estarán asociados al tipo astral de Julián Sorel.   Así, la ciencia y la poesía se mezclaban en los discursos de sus maestros que sabían hablar al joven de estos objetos luminosos, lejanos y hermosos.
También Verlaine o   Chateaubriand que tantos poemas nos ha dejado con la Luna como compañía, en: Memorias de Ultra Tumba  esta Luna que deviene  musa y confidente. Le escribirá admirables poemas. Una Luna como punto de partida que marcaba el alba del gran siglo de la literatura y del arte, y el comienzo de un Nuevo Mundo. Emile Zola,  con el realismo a cuestas, no se perdió el implorar  a los astros en el asunto Dreyfus, en  su Carta al Presidente de la República Francesa: él ACUSA  “El infinito se defiende  y me acusa delante el Universo, el Universo coronado me devuelve a los astros…”. Y Max Jacob,  empapado de astrología, fascinado por los  símbolos, buscará un orden que responda a su “dispersión interior.” Fundará su obra bajo una clasificación astrológica de los personajes.
Un interesante espejo de astrología para dar paso a  Petra Colmena, su obra y su dedicación a este mundo: La Astrología que ella define así en su obra: Astrología del 2001: “Es un compendio de instrumentos que nos ayudará a saber como es uno y cómo puede utilizar lo que sabe, aprendiendo naturalmente, a conocer nuestro pasado cósmico, a conocer la fuerza que tenemos y como emplearla, sin molestar nuestra vanidad y nuestro orgullo.”
Y en la Prosa de la Vida, su segunda obra,  publicada en 1998 donde “intenta expresar un sentimiento de amor y humildad en  la vida en sus muy variadas formas”. Poemas   para los astros, pero también para el  amor, la amistad,  o los recuerdos… Poemas de recuerdos a su  isla de Gran Canaria,  a su pueblo: Agüimes donde  nos dice que mandan más los santos que el  Alcalde,  y al barranco de Guadayeque dedicado al abuelo Sebastián, que un día se fue a Cuba…
Y así,  en un  entorno de infancia con la   inmensidad de  la mar, en medio   de  las  higueras, plataneras, almendros y palmeras. En este lugar mágico donde ya “las estrellas le respondían y  ofrecían su compañía”, y desde  esos poemas autobiográficos, se presenta:

//“Vine al mundo en una isla
de nombre Gran Canaria
también llamada de la calma
-era noche oscura-
-estaba eclipsada-.//
Mi primer aliento fue
En la villa de Agüimes
Allí dicen que nací
En diciembre, a fin de mes.// 

Su primera obra: La poesía de los Astros,  data de  1997, y es:  “un intento de escribir sobre los planetas de una manera original, creativa y poética…”. Para esta unión  empezó la obra cuando Neptuno transitaba sus luminarias, remarca: “… la poesía es el alimento que ha descubierto un sinfín de posibilidades que tienen los astros en manifestar sus cualidades buenas y  las no tan buenas en todos nosotros.”  A estos astros fuentes de “energía e inspiración de la mano de Neptuno” les dedicará numerosas poesías:    al Sol con su voluntad; a La  imaginación de la Luna; a  la inteligencia de Mercurio, a  la dinámica Marte. También  a   la seductora Venus,  o al  inspirado Neptuno. En La poesía de los Astros nos explica también  el significado de su pintura asociada a la astrología: la parte material y la parte espiritual donde tenemos que llegar avisa.
Por ello, la importancia de hablarnos de  Van Gogh en la Revista Mercurio donde colabora  dedicando artículos sobre  personajes, acercándose a ellos a través del lenguaje y la comprensión astrológica. De Gaudí, este “soñador diurno”  que  “combinaba sus creencias con la  astrología…”. De Van  Gogh,  de niña  ya le “apasionaba el colorido de sus cuadros.”. Para  Cervantes  y  su Quijote: el valor de las cosas y  del tiempo y  “La búsqueda de la armonía y del equilibrio”.  Y para Karol Wojtyla  alias Juan Pablo II como dos personajes distintos  que tuvieron que “adaptarse a las exigencias del “guión de la vida”.  
Su tercera obra: Astrología del 2001, la dedica a la nueva generación que escribió para hacer “comprender mejor la astrología y que las personas puedan conocerse un poco mejor”.
El  misterio y la realidad se confunden muchas veces con lo sobrenatural, la magia y la religión. Existen fuerzas intercambiables. Y de este lenguaje simbólico y milenario que nos ofrece  muchas veces una concepción poética del mundo. Y para que su ciencia no caiga en lo vulgar, nos avisa  Petra: “Creo que todos los caminos que nos sirven para llegar a  conocernos mejor suponen un paso adelante para progresar y evolucionar” “...no sé si será un acierto, para mí es un intento”. Siempre podemos encontrar algo por descubrir en los astros…”.
El mundo de la  astrología  es un teclado misterioso donde se  puede descubrir un mundo de analogías. Dicen que la  astrología no disipa la angustia, que a veces deja un sentimiento de dispersión y de insatisfacción, pero nos dirán  también que abre una vía a una búsqueda que se hará más exigente. Así, la  importancia según nuestra autora de  alejarse de las malas interpretaciones para esta astrología “portadora de la nueva ERA”  para : “ abrir nuevos caminos, mirar hacia lo alto, pensar en la inmensidad del Universo y en la superioridad de los astros con sus cualidades y defectos…”, en el significado de la existencia, el respeto al pasado, la atención al presente que provocará menos sobresaltos si lo preparamos;  el no pensar que toda la culpa lo tiene el destino, olvidarse de los condicionamientos, y, por supuesto, un mensaje de mejora,   de  mente abierta, y el añadido saber transmitido que nos llega con esta charla. Alejarse de la robotización y ser más creativos.
Libertad alrededor del Pasado, Presente y Futuro; a la libertad de todo cuestionamiento y expansión del conocimiento.  Si  este infinito cósmico procura algún bienestar a numerosas personas. Bienvenido sea, le pese a Pascal.

Rosa Tarrats del Rey
 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada