dimecres, 6 d’octubre de 2010

la tarde que conocí a franke


tintablava lo componemos entre todos, muchos nombres. no solamente víctor-vicenç tierra o los víctor-o-victoria-miembros de la junta. como en cualquier organismo vivo debe existir una voluntad final, un destinado a...

tintablava escribe de su puño y letra y de manera legible: para los socios, para los lectores del prat y para sus escritores. así, ayer, a las siete de la tarde, en la biblioteca antoni martín, el monstruo cobró vida pública por primera vez para ser utilizado.

joan marimón, en un moment de la xerrada. foto de francesc gelabert.


frankenstein: una novel•la i 99 pel•lícules, de joan marimón i padrosa.
biblioteca antoni martín, 5 d'octubre de 2010, el prat de llobregat.


joan marimón no es un monstruo, joan marimón es un monstruo.

por eso quisimos que fuera él.

como intuimos, franke es bueno. si cometió algún error, como mary shelley -la creadora de la novela de frankenstein-, fue por falta de cariño. así de sencillo. al contrario que nuestro joan marimón, porque a joan lo quiere todo el mundo por méritos propios.

no nos extrañó a los asistentes la manera cercana y didáctica que eligió joan para presentarnos a franke.

frankenstein tiene una vida de película. marimón nos mostró unas cuantas versiones. vimos cómo víctor frankestein, el papá de franke, dio vida a su criatura. joan nos mostró, con gran capacidad de síntesis, porqué el cine ha llevado tantas veces a franke al cine.

hay algo que hace que sepamos que marimón es un gran cineasta. cineasta es una palabra que no entiendo muy bien, sin embargo, marimón es un gran cineasta lo entiendo a la primera. será porque a joan, por herencia familiar o vete tú a saber, le metieron un cerebro para usar en cine y él solito se ha encargado de armar una sólida cadena adn-biográfica dedicada en cuerpo y alma a su pasión.

no sé en qué película, el borracho le decía al policía: si quieres atrapar al asesino averigua cuál es su pasión.

así ha sido como joan marimón nos ha presentado a franke. sin apenas darnos cuenta, además, ha dado a la palanca de la electricidad para que tintablava comience a funcionar.

como colofón, tintablava obsequió a joan con un busto que ya quisieran los goya, obra cedida por el artista pratenc xavi mateo.

gràcies, joan! gràcies a tots!

òscar solsona.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada